Menu Close

Reclamación de Defectos de inmuebles. ¿Cómo reclamarlos?

defecto-inmueble

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Cuando adquirimos un inmueble pocas veces planteamos la opción de que aparezcan desperfectos graves con el tiempo. Sin embargo, esto puede ocurrir y debemos saber cómo actuar, pues como nuevo/a propietario/a tenemos derecho a reclamar una indemnización.

¿Cómo reclamar defectos en el inmueble?

Si se detectan irregularidades o defectos en un inmueble, lo primero que debemos hacer es anotarlas, no obstante, es recomendable consultar con los vecinos, si es que los hay, para verificar si los daños son compartidos.

Una vez redactado el inventario de desperfectos del inmueble, se debe remitir a la promotora o constructora, intentando siempre que quede constancia de la notificación. Para ello, se aconseja incluir el dictamen de algún perito (arquitecto, aparejador o ingeniero industrial) que identifique cuales son los defectos, quién es el responsable, cuál es el origen y una posible resolución.

No obstante, es recomendable realizar la notificación de dichos defectos con la ayuda de un abogado, ya que conocerá el caso desde el primer momento y guiará en los pasos a seguir.

Tipos de defectos de inmuebles

La LOE en el artículo 17 clasifica los defectos del inmueble según su gravedad y, al mismo tiempo, les fija un plazo de garantía desde la fecha de la obra. Distingue entre tres modalidades:

Defectos de acabado

Pequeños daños materiales que afecten a determinados elementos de terminación o acabado de las obras. Se trata de los defectos más frecuentes, pero su reparación es sencilla y no es excesivamente cara, es por ello por lo que los constructores se suelen hace cargo de su resolución.

El plazo de garantía es de un año.

 

Defectos de habitabilidad

Aquellos daños que no garanticen:

  • – Higiene, salud y protección del medio ambiente.
  • – Protección contra el ruido.
  • – Ahorro de energía y aislamiento térmico.
  • – Otros aspectos funcionales de los elementos constructivos o de las instalaciones que permitan un uso satisfactorio del edificio.

Se trata de defectos más problemáticos que los anteriores y que a menudo se agravan con el tiempo (suelen manifestarse como goteras, ruidos, malos olores, etc.). Su reparación suele ser costosa y hace que sea muy difícil obtener satisfacción extrajudicial.

El plazo de garantía es de tres años.

Desperfectos relativos a la estabilidad y seguridad estructural del edificio

Aquellos daños que afectan a la cimentación, a los muros de carga u otros elementos estructurales, es decir, que son relativos a la estabilidad y seguridad estructural del edificio.

Se trata de los defectos más graves, pero también los menos comunes. Su gravedad obliga a la víctima a contar con un profesional (un abogado y un perito) para gestionar la reclamación pues raramente se obtiene una resolución extrajudicial.

El plazo de garantía es de diez años.

¿Quién es el responsable de los defectos de construcción?

Para determinar quién es el responsable de los desperfectos se deberán conocer los detalles de cada caso.

No obstante, la responsabilidad civil será exigible en forma personal e individualizada cuando se pueda identificar al culpable, y, de no ser así, la responsabilidad se exigirá solidariamente.

¿Cuándo empieza a computar los plazos de garantía de los inmuebles?

Es fundamental saber que las garantías empiezan a computar desde que se suscribe acta de recepción y no cuando se otorga la escritura de compraventa. Una vez transcurrido este plazo es muy difícil obtener una resolución favorable.

También existe la posibilidad de que se adquiera la vivienda una vez superado el plazo, que, aunque resulte improbable, es muy común. Ante esta situación es importante contar con el servicio de un profesional.

En LexGrup, te ayudamos

Si observas desperfectos o defectos en tu inmueble y no sabes a quién debes reclamarlos, ponte en contacto con LexGrup. Somos un equipo legal con muchos años de experiencia que te ayudaremos a lograr la máxima indemnización que te corresponde.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width=”stretch_row_content” equal_height=”yes” content_placement=”middle” css=”.vc_custom_1496906192126{margin-top: 60px !important;padding-top: 50px !important;padding-bottom: 50px !important;background-color: #d52040 !important;}”][vc_column css=”.vc_custom_1495373132655{padding-top: 10px !important;padding-bottom: 10px !important;}” el_class=”mobile_text_center”][gt3_custom_text text_color=”#ffffff” font_size=”30″ line_height=”120″ responsive_font=”true” font_size_sm_desctop=”25″]

¿Te encuentras en una situación similar? Pide tu primera consulta gratuita

[/gt3_custom_text][gt3_button button_title=”Reserva tu cita gratuita” button_alignment=”center” btn_border_radius=”2px” btn_font_size=”18″ use_theme_button=”” btn_bg_color=”#d52040″ btn_text_color=”#ffffff” btn_bg_color_hover=”#ffffff” btn_text_color_hover=”#d52040″ btn_icon_color=”#ffffff” btn_icon_color_hover=”#ffffff” btn_border_color=”#ffffff” btn_border_color_hover=”#ffffff” link=”url:http%3A%2F%2Flexgrup.com%2Fprimera-consulta-gratuita%2F|title:learn%20more||” css=”.vc_custom_1565190747878{margin-bottom: 0px !important;padding-right: 80px !important;padding-left: 80px !important;}”][/vc_column][/vc_row]

Leave a Reply