Menu Close

Garantía tras comprar un coche usado

[vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]En el siguiente caso, LexGrup trabajó con una persona que, tras haber comprado un vehículo de segunda mano en un concesionario, se encontró que el vehículo fallaba. ¿Qué debemos hacer si nos ocurre? ¿Qué derechos y obligaciones tenemos? Te lo explicamos contándote una experiencia real:

En el caso tratado por LexGrup, el comprador detectó una avería en su vehículo al llevarlo a la ITV. Tras contactar con el vendedor y presentar su disconformidad, éste le indicó a qué concesionario acudir y dónde repararlo, alegando que la avería era un defecto de fábrica y eximiéndose de responsabilidad. El comprador llevó el vehículo a los talleres indicados, y después de varias intervenciones, el vehículo seguía presentando el mismo fallo, además de aparecer un nuevo defecto en el aire acondicionado.

En tal situación y ante la falta de respuesta por parte del concesionario, el demandante decide acudir con su vehículo a un taller de confianza, repararlo y reclamar el importe de la reparación al concesionario.

En LexGrup presentamos dicha reclamación, y conseguimos que el demandado debiera hacerse cargo del importe íntegro de la reparación más intereses legales.

 

¿En qué se basó nuestro alegato?

La compra de un vehículo a través de un profesional está regulada por la Ley General para la Defensa de los Consumidores y los Usuarios, que indica que el vendedor debe entregar el vehículo tal y como se estipula en el contrato. En caso de que no sea así y aparezca un defecto durante el período de un año tras la compra, el vendedor será responsable del mismo y deberá responder:

– Reparando la avería.
– Devolviendo el importe de venta del vehículo.
– Sustituyendo el vehículo por otro de características similares.

En nuestro caso, a pesar de haber presentado la reclamación después de un año de la compra del vehículo, el demandante presentó un informe elaborado por el taller en el que reparó el vehículo en el que se especificaba que ambos defectos no eran por falta de mantenimiento ni de uso, y que, dichas averías se manifestaron en el período de un año después de la compra.  Por tanto, es responsabilidad del vendedor y éste debe responder ante dichos daños y pagar la reparación efectuada por el cliente.

 

¿Qué hubiera pasado si el vendedor hubiera sido un particular?

La compraventa entre particulares está regulada por el Código Civil artículos 1461 y 1484, en los que se establece que, siempre que se demuestre que el defecto oculto encontrado sea anterior a la compra, se podrá reclamar en los 6 meses posteriores, y el vendedor, deberá responder:

– Abonando la reparación del vehículo.
– Rescindiendo el contrato de compraventa y devolviendo el importe de la venta.

La garantía por comprar un vehículo a un particular o a un concesionario es muy similar, la variación se encuentra en el tiempo de cobertura.

Así pues, el comprador de un coche usado, ya sea a un particular o un profesional, tiene derecho a reclamar la reparación o la recisión del contrato de compraventa siempre que aparezca una avería en el vehículo y ésta no haya sido comunicada por el vendedor al comprador antes de efectuar la transacción.

Para efectuar dicha reclamación, en LexGrup te recomendamos que guardes y presentes todos los documentos en relación al vehículo, siempre con la fecha:

– Documentos que demuestren la compra del vehículo: contrato, cambio de nombre, justificantes de pago, etc.
– Documentos que prueben que la avería es anterior a la compra del vehículo: informe de un taller.
– Documentos que prueben la comunicación de la disconformidad al vendedor: emails, mensajes de texto, etc.
– Documentos de reparaciones o revisiones en talleres: informes, justificantes de pago, etc.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”80px”][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_single_image image=”2002″ img_size=”large”][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width=”stretch_row_content” equal_height=”yes” content_placement=”middle” css=”.vc_custom_1496906192126{margin-top: 60px !important;padding-top: 50px !important;padding-bottom: 50px !important;background-color: #d52040 !important;}”][vc_column css=”.vc_custom_1495373132655{padding-top: 10px !important;padding-bottom: 10px !important;}” el_class=”mobile_text_center”][gt3_custom_text text_color=”#ffffff” font_size=”30″ line_height=”120″ responsive_font=”true” font_size_sm_desctop=”25″]

¿Te encuentras en una situación similar? Pide tu primera consulta gratuita

[/gt3_custom_text][gt3_button button_title=”Reserva tu cita gratuita” button_alignment=”center” btn_border_radius=”2px” btn_font_size=”18″ use_theme_button=”” btn_bg_color=”#d52040″ btn_text_color=”#ffffff” btn_bg_color_hover=”#ffffff” btn_text_color_hover=”#d52040″ btn_icon_color=”#ffffff” btn_icon_color_hover=”#ffffff” btn_border_color=”#ffffff” btn_border_color_hover=”#ffffff” link=”url:http%3A%2F%2Flexgrup.com%2Fprimera-consulta-gratuita%2F|title:learn%20more||” css=”.vc_custom_1565192278359{margin-bottom: 0px !important;padding-right: 80px !important;padding-left: 80px !important;}”][/vc_column][/vc_row]

Leave a Reply